Columna de Opinión
Autor: Diario Sostenible , 23 de noviembre de 2020

La irrupción de la innovación social

Compartir

El ingeniero en ejecución en Administración de Empresas y master en Innovación Social y Economía Solidaria, Luis Cárdenas; analiza este fenómeno emergente y sus consecuencias en el Chile actual.

Los complejos desafíos que enfrentamos como sociedad moderna, en los diferentes ámbitos de nuestras vidas y los permanentes cambios que se dan en la escena política, social, económica, medio ambiental, cultural, entre otras; profundizan un quiebre permanente de los diversos paradigmas sobre los cuales se han desarrollado los diversos procesos evolutivos de la sociedad humana. 

La innovación, en sus diferentes expresiones, ha sido parte importante de este viaje, ya sea como concepto de creación de algo nuevo o como aplicación de funciones o procedimientos que buscan mejorar la gestión empresarial, por vía del despliegue tecnológico, mejorando la productividad y generando transformaciones en lo económico. Sin embargo, el cuestionamiento más evidente que se plantea conceptualmente es que la innovación tiene un sesgo de visión exclusivamente tecnológica, obviando en gran medida la dimensión social y humana que requiere la sociedad.

La innovación social comienza a ser difundida en la década del 50, por el destacado sociólogo británico Michael Young (1915-2002), a quien se le conoce como el pionero de la innovación social. En 1954 fundó el Institute of community Studies, orientado a la reforma social desde la cual nacieron otras 60 entidades. Young sostenía la importancia de la Innovación Social como un poder relevante para hacer frente a las causas de origen de las desigualdades sociales, siempre con una mirada local. Es decir, el proceso de innovación social se construye desde los territorios con la base social y que tiene por objeto ayudar a sostener el desarrollo comunitario en los barrios más excluidos, transformando sus desventajas en oportunidades de manera colaborativa, generando a través de un proceso creativo individual o colectivo soluciones innovadoras y efectivas a los diversos problemas y necesidades que afectan cotidianamente a las comunidades.

La innovación social es una herramienta potente como elemento de transformación e impacto en los territorios, es el reflejo de los cambios sociales modernos, una ciudadanía más consciente, empoderada, con un claro objetivo de cooperación y colaboración, de propuesta y diseño; donde ellos son parte del protagonismo. De esta manera, son un complemento y un gran aliado en la acción del Estado y de la conformación de las políticas públicas.

Por otra parte, la innovación social, desde su diseño estratégico busca satisfacer las demandas no resueltas en las comunidades y donde el Estado ha sido incapaz de otorgar soluciones, o definitivamente no llega, siempre dentro de la búsqueda permanente del bienestar social, el desarrollo humano y la sostenibilidad ecológica. En tal sentido, la innovación, desde la inteligencia social busca nuevas formas, que con regularidad colisionan con la rigidez de las políticas públicas, lo que en efecto constituye parte de las fortalezas y del prestigio que la innovación social se ha ganado en la esfera pública mundial, abriendo camino a la implementación e institucionalización de diversas agencias en los países más desarrollado del mundo.

Desde una perspectiva axiológica, la innovación social sostiene como eje fundamental, el desarrollo de valores comunitarios como la solidaridad, empatía, justicia social, dignidad humana, todos expresados con alto sentido ético y buscando siempre el bienestar social. En esta línea, la participación ciudadana es fundamental, la colaboración y la co-creación en las soluciones son más innovadores y efectivas si se construyen con quienes tienen el problema; esto, genera una cultura de la confianza y la reciprocidad no sólo en el espacio de la comunidad, sino que también en su relación con la institucionalidad del Estado, elemento fundamental para reconstruir las confianzas en un momento en que la credibilidad de las diversas instituciones se ven afectadas globalmente.

Finalmente, la innovación social se abre como una gran oportunidad para el mundo de las empresas, la estrategia de la responsabilidad social empresarial, como vínculo con las comunidades se ha comenzado agotar, la lógica del asistencialismo ya no es suficiente, la pérdida de confianza y el cuestionamiento del impacto ecológico, son los grandes desafíos que las empresas comienzan a enfrentar y la incorporación de la innovación social como base para generar un bien con propósito comunitario, será la clave para construir una sociedad más inclusiva e igualitaria.

Autor:

Luis Cárdenas Mayorga

Master en Innovación Social y Economía Solidaria

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
OTRAS NOTICIAS
Startup femenina transforma la basura plástica en sillas y material de construcción
DesafíoAmbiente.cl desarrolla asesorías para que las empresas utilicen sus residuos productivos de mejor manera, junto con ser el primer emprendimiento en ofrecer un ciclo en 360°.
Estreno documental “We The Power”: Cuando las comunidades lideran la revolución de la energía
La producción de Patagonia se estrena hoy de manera online y mostrará que para la producción de energía de forma sustentable solo se necesita un grupo de personas comprometidas y empoderadas.
Economía circular y dudas existenciales en pijama
A partir de una situación cotidiana, Annika Schüttler, de la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria (AHK Chile), aborda en esta columna, cómo la Economía Circular puede beneficiar las actividades humanas.
Extienden plazo para postular al Sello de Calidad de Leña en la Región de Los Lagos
El seremi de Energía de Los Lagos, Rodrigo Barahona, confirmó que hasta el 30 de abril los comerciantes y productores de leña pueden ser partícipes de este proceso.
Diario Sostenible

Powered by Global Channel