Actualidad
Por Valentina Cortés Lehuei , 30 de julio de 2022 | 16:00

Joven valdiviano publicó investigación sobre milpiés en reconocida revista chilena

Anaulacodesmus sp. ,milpiés. Crédito: Antonio Parra.
Compartir

El estudiante de Licenciatura en Ciencias con Mención en Biología es uno de los pocos investigadores del país que indaga sobre estos invertebrados.

Como muchos niños curiosos por observar las maravillas que se esconden en el suelo, Antonio Parra Gómez, estudiante de Licenciatura en Ciencia con Mención en Biología de la Universidad Austral de Chile, se interesó desde pequeño por los artrópodos que recorrían el jardín de su abuela, algo que fue profundizando a lo largo de los años con sus autónomas investigaciones.

“Nací con el gusto de buscar bichos bajo rocas, ir al jardín de mi abuela, mover todo, donde usualmente me retaban y de a poco me fui interesando en los artrópodos, los invertebrados en general”, comenta el joven a Diario Sostenible.

Hoy puede ver parte de su esfuerzo reflejado en la publicación de sus estudios en la Revista Chilena de Entomología, espacio oficial de la Sociedad Chilena de Entomología, que se especializa puramente en investigaciones de insectos, miriápodos y arácnidos del país y en donde Parra dio a conocer su artículo, “Catálogo de los milpiés (Myriapoda: Diplopoda) de Chile”.

Tsagonus . valdiviae, una de las especies que se incluye en el artículo. Crédito: Antonio Parra.

La publicación científica de más de 50 páginas, aborda la gran diversidad de especies de milpiés que se encuentran presentes a lo largo del país, (26 géneros, 75 especies y dos subespecies), junto con el apoyo de figuras, mapas, imágenes, comentarios sobre su distribución y claves que facilitan la identificación de los diversos grupos.

“Las personas van a poder ver en el catálogo las 75 especies que se conocen, además se incluyen claves para que las personas que no conocen tanto sobre el tema puedan reconocer algunas de las especies del territorio”, explica Parra.

Este artículo se suma a las pocas investigaciones que se han realizado sobre la distribución y clasificación de estos grupos de invertebrados en el país, algo que motivó a Antonio para comenzar con su investigación de cuatro años e impulsado además por apoyo del curador del Museo Nacional de Historia Natural, Jorge Pérez Schultheiss.

“Fue cuando me salí de mi primera carrera de veterinaria que comencé a hablar con Jorge Pérez, el vio mi interés en los invertebrados y me impulsó a seguir esto, me dio diferentes opciones y me informó que acá en Chile no habían especialistas en milpiés, él me ofreció la idea de hacerlo”, señala. 

Distribución geográfica de las especies en la zona oeste de la Región de Los Ríos. Crédito: Antonio Parra.

Las maravillas escondidas de los milpiés 

A pesar del desconocimiento, estos invertebrados poseen muchas las características y aportes que entregan a los ecosistemas, proliferando en mayor medida en lugares húmedos y siendo muy sensibles a la escasez hídrica, prefiriendo los humedales como una de las áreas más habitadas.

“En los humedales los milpiés proliferan con una mayor diversidad en las zonas centro sur del país, en el estudio se ven que hay una gran recolección de datos en estas zonas, pero igual faltan muchas áreas por explorar, por ejemplo de los extremos sur y norte hay pocos registros”, indica.

Sobre sus peculiaridades, Parra destacó la habilidad adaptación de algunas especies que pueden vivir por ejemplo, seis meses sumergidas en el agua.

Anaulacodesmus dahli. Crédito: Antonio Parra.

“Los milpiés pueden secretar sustancias sedantes y algunos  secretan cianuro de hidrógeno (compuesto químico letal) en cantidades suficientes para matar pequeñas aves y roedores, pero inofensivas para el ser humano. El único peligro para el ser humano es que algunos pueden expulsar secreciones defensivas en forma de spray, lo que puede causar dolor y ceguera temporal si llega a los ojos", informa.

El autor del artículo agrega que, “todas estas adaptaciones han sido estudiadas en otras partes del mundo, quién sabe qué formas interesantes de adaptaciones evolutivas podrán encontrarse en Chile”.

Con respecto a su rol como descomponedores de materia orgánica, el estudiante de licenciatura en ciencias, aclaró que investigaciones recientes dan cuenta de una nueva función.

“A medida que se ha avanzado en las investigaciones se descubrió que son bien pobres para consumir esas materias orgánicas, pero lo que sí hacen es que ayudan en ciertas maneras a digerirlas y a que las bacterias relacionadas con el ciclo del nitrógeno proliferan en las heces de estos miriápodos”, explica Parra.

Por último, el joven investigador realizó una invitación a los interesados a leer el artículo e interesarse en estas especies olvidadas.

“Creo que hay que animarse a leer, a informarse y conocer todo lo que nos rodea, las cosas que están ocultas en el suelo y que muchas veces la gente ignora. También perderles el miedo a los artrópodos porque generalmente son inofensivos”, finaliza.

Si quieres leer la investigación publicada en la Revista Chilena de Entomología, puedes ingresar al siguiente enlace.

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Sostenible, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Diario Sostenible

Powered by Global Channel