El dato sostenible
Autor: Diario Sostenible , 2 de diciembre de 2020

¿Qué es la luffa y qué usos puedes darle en tu casa?

Compartir

Se trata de una esponja vegetal y exfoliante natural para el cuerpo, proveniente de un fruto originario del sureste asiático. Se utiliza también para la lavar los platos y es biodegradable.

Cada día más y sobre todo en tiempos de pandemia nos hemos cuestionado lo que está pasando con el medio ambiente. El calentamiento global está causando estragos en todo el mundo, lo que ha generado consciencia en millones de personas de diferentes partes del planeta Tierra.

Nos hemos preguntado cómo contribuir, cómo cambiar nuestros hábitos. ¿Será necesario sólo reciclar y compostar? ¿Qué más puedo hacer? ¿Cómo puedo sustituir mis productos de uso cotidiano por algo más eco-amigable?

Fruto de luffa

En esta oportunidad hablaremos de un producto orgánico cada vez más utilizado como sustituto de la esponja de lavar loza y también de exfoliantes para el cuerpo. Se trata de la luffa, un fruto natural, orgánico y biodegradable que se ha transformado en tendencia en los hogares sustentables de nuestro país y de todo el mundo. 

Su nombre científico es Luffa cilíndrica y proviene de la familia cucurbitacae, al igual que el zapallo, el melón y la sandía. Es originaria del sureste asiático, por lo que sus frutos requieren calor y humedad para desarrollarse. Llega a medir aproximadamente 30 centímetros y tiene un aspecto y sabor muy similar al del calabacín. De hecho, en algunos países de Asia y África, los recolectan antes de que maduren y los consumen como alimento.

Cuando el fruto de la luffa madura, se convierte en un material fibroso que es el que se utiliza como esponja vegetal y exfoliante natural para el cuerpo. Este material es conocido como luffa, paste, estropajo, musú o buchados paulistas, dependiendo el lugar del mundo.

La luffa es conocida en el ámbito del cuidado corporal, ya que a medida que crece va componiendo internamente una red de finas fibras de textura rugosa, rígida y áspera que se ablanda al entrar en contacto con el agua. Esta propiedad permite que sea utilizada como una esponja muy efectiva para exfoliar la piel del cuerpo, en especial de las zonas de gran porosidad como rodillas, codos, glúteos y brazos.

Estas esponjas vegetales, sin tóxicos, también son una gran alternativa para fregar la vajilla, los cubiertos así como las placas vitrocerámicas sin rayarlas ya que son muy suaves.

¿Cómo beneficia al planeta?

Al ser un producto orgánico, se puede compostar o vermicompostar. De esta manera devolvemos el fruto a la tierra de manera natural evitando el uso de esponjas plásticas desechables que al terminar su vida útil van directo a un vertedero.

Consejos de uso del estropajo natural de luffa:

  • Lavarla a mano o en lavadora a una temperatura de 30°.
  • Escurrir después de cada uso y dejar secar al aire.
  • Guardar en un lugar seco.
  • Para eliminar eventuales bacterias se recomienda, cada cierto tiempo, meter la esponja húmeda en el microondas entre 10 y 20 segundos.
  • En caso de cambiar de color o de producir olor, compostarla y reemplazarla.

Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
OTRAS NOTICIAS
La sustentabilidad empresarial es hoy
En esta columna, Michelle Senerman, directora ejecutiva de Desafío 10X, nos cuenta por qué este fenómeno es el piso mínimo que todas las compañías deben tener para mantenerse competitivas.
Fundación MAPA: conciencia colectiva sostenible desde Frutillar
Esta sección es una vitrina para emprendedores, microempresas y pymes, que tienen una mirada sustentable.
Comercio Justo, sello que cambia vidas
Esta práctica en la que empresas, grupos de productores y comercios se deben certificar propone 10 principios claves, nació en Estados Unidos y en Chile surgió en la década de los 80’. Es una importante herramienta especialmente para pequeños productores.
#AcademiaClimáticas: cómo las niñas pueden combatir la crisis medioambiental
Con el objetivo de potenciar los talentos y habilidades de las participantes para generar y concretar acciones de impacto social y medioambiental, las inscripciones para ser parte de esta iniciativa gratuita se abren el jueves 25 de febrero, con 600 cupos disponibles para niñas,
Diario Sostenible

Powered by Global Channel